Promoción Velo de novia

EL VELO ESTÁ DE MODA

Parecía que el accesorio icono de las novias estaba de capa caída. Muchos lo consideraban antiguado pero ahora vuelve a estar de moda. Desde Topnovia te recomendamos que, si te apetece, póntelo sujeto dónde quieras y cómo quieras. Este mes tenemos una promoción fantástica, velos de novia que antes costaban 159 € ahora solo por 100€. ¿A qué esperas para llamarnos y reservar tu velo?

A día de hoy no existe una normativa como antes. Un sinfín de teorías giran en torno a la tradición del velo de novia, sobre todo, según los países y culturas. En la religión católica, por ejemplo, simbolizó el apartamiento de la vida exterior de la novia. Llevar velo significaba que la mujer era virgen y se presentaba así ante su futuro marido.

El velo debe estar acorde con tu vestido, la clase de escote que uses, con tu tipo de rostro, tu estatura, y con el peinado que llevarás.

Los materiales más comunes en los cuales se elabora el velo son el encaje, la organza, o el tul, todas ellas telas ligeras, transparentes y de muy buena caída.

Parecerás más alta y elegante si entre el velo y el vestido no queda piel al descubierto.

Ella debe salir con el velo desde su casa y no quitárselo hasta la fiesta. Sin embargo, la mayoría lo retira antes de entrar al banquete para remplazarlo por un tocado o una diadema, algo menos formal que le dé un nuevo aire al vestido y le brinde comodidad y libertad de movimiento.

El protocolo exigía que el velo debía cubrir totalmente la cara de la novia para protegerla de las impurezas externas. Actualmente solo en algunas bodas reales se mantiene esta formalidad, las mayoría de las novias modernas lo llevan ajustado a su cabeza, pero no cubriendo el rosto.

Lo más apropiado es recoger el pelo para así poder asegurar con mayor tranquilidad el velo en la parte de atrás de la cabeza. Sin embargo, todo depende del estilo y el largo.

El largo ideal

Si escogiste un velo corto, este debe caer unos cinco centímetros abajo de la línea del escote de la espalda del vestido.

Si tu vestido tiene hermosos detalles en la espalda, el velo deberá ir cuatro o cinco centímetros arriba, para no ocultarlo.

Si te decidiste por un velo largo, este debe estar a la misma altura que el dobladillo del vestido o ser del mismo largo de la cola.

El velo tipo catedral, uno de los preferidos por la nobleza, debe ser unos 20 centímetros más largo que la cola del vestido.

Solicitar la promoción

T. 608 928 450